La increíble historia de Bessie Coleman

Bessie nació el 26 de enero de 1892 en Atlanta, Texas; su familia siempre fue muy humilde y de pocos recursos para su desgracia en 1901 su padre George Coleman, abandonó su hogar dejando a la madre de Bessie sola, por este motivo tuvo que salir a buscar empleo mientras que ella cuidaba de sus otras dos hermanas menores.

La educación de Bessie se limitó a ocho grados, aprendió a leer  y siempre le decía a su madre que ella seria exitosa. Al terminar su escuela entró a trabajar como lavandera para ahorrar dinero y poder asistir a la Universidad; por lo cual se mudó a Oklahoma para poder asistir a la Universidad de Langston tiempo después se quedaría sin dinero.

De nuevo tuvo que trabajar como lavandera hasta 1915 tomando la decisión de ir a vivir a Chicago con su hermano mayor; allí consiguió un trabajo como manicurista el cual le permitió solventarse sola.

Para 1920 encontró su verdadero objetivo en la vida, convertirse en piloto; Coleman tuvo la fortuna de hacerse amiga de varios líderes de la comunidad Afroamericana de South Side Chicago, en ese entonces el editor del semanario afroamericano más grande de la nación,  Robert Abbott, estaba con el cuento de que no existían pilotos afroamericanos en el área y que ningún piloto blanco quería enseñarles entonces Bessie habló con Abbott  y él le dijo que fuera a Francia ya que en ese entonces los franceses eran los líderes en aviación y no eran tan racistas como en Estados Unidos. 

Sin rodeos Coleman alzó vuelo a Francia a finales de 1920. Entro a estudiar en la mejor escuela de Francia y completó su entrenamiento recibiendo una Licencia de Federación Internacional (FAI) como piloto. Empezó a viajar por Europa adquiriendo más experiencia en vuelos para poder aplicar a espectáculos aéreos.

En 1922 cuando regresó a Nueva York, todos querían saber de su entrenamiento y era vista como una gran líder debido a esto la prensa afroamericana la llamó la “Reina Bess”.

Para 1923 tuvo un accidente en un avión pequeño estrellándose por el camino hacia un espectáculo aéreo, sin embargo, logró recuperarse y luego tuvo mejores eventos en los que resaltó por sus cualidades como aviadora.

Para 1926 su final se acercó debido a un accidente que tuvo con William D. Wills, el cual iba piloteando el avión en modo de prueba y Coleman iba sentada al lado en la cabina para observar el área en la cual estaban  y poder saltar en paracaídas al día siguiente sin embargo algo inesperado sucedió ella no iba con el cinturón de seguridad puesto debido a que tenía que inclinarse para mirar que ángulos necesitaba a la hora de saltar, iban a una altura de 1100 pies cuando el avión se zambulló terminando volcado y arrojando a Coleman y ocasionándoles la muerte a ambos.

Bessie Coleman se convirtió en la primera mujer afroamericana en pilotear un avión luchando con los estigmas del racismo y machismo.

Bessie primera piloto afroamericana montando su avión.

Información tomada de: Encyclopedia of World Biography.

 

 

Ingresa a www.visatravelcenter.com y solicita información sobre los trámites de viaje, al destino de tu preferencia.

Autor entrada: Seguro para Viaje

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *