La forma más curiosa y ambientalista de decirle adiós a un ser querido

Shaina Garfield, una mujer que sufre de una enfermedad terminal, se le ocurrió una idea ambientalista a partir de una investigación sobre la contaminación que produce un cuerpo sin vida en el ecosistema.

El proceso que  conocemos como cremación y embalsamamiento, afecta severamente al entorno debido a la expulsión de sustancias químicas más toxinas que excreta el cuerpo, por esta razón rediseñó un féretro convirtiéndolo en un ataúd ecológico llamado “LEAVES”.

Este ataúd está construido con una red sostenible hecha y tratada a base de un pigmento ecológico que incorpora esporas las cuales fomentan el crecimiento de hongos, luego es amarrada y envuelta al difunto, por último su propósito será agilizar la descomposición del cuerpo de forma rápida.

El siguiente paso será plantar un árbol después de haber enterrado el cuerpo, con el fin de aprovechar el suelo rico en nutrientes y cuidar de ese árbol como si la esencia de este ser, se haya quedado impregnado en las raíces que algún día se convertirán en grandes  troncos llenos de hojas vivaces.

Además de ser ecológico, tiene un aporte emocional a las personas que deseen intentar esta modalidad, el ritual que se puede apreciar mientras se atan los nudos necesarios, se convertirá en un momento para los familiares quienes están viviendo el duelo de una manera más tranquila, meditando las emociones que provoca la contemplación de una situación trágica.

Lo que hoy puede parecer una locura, el día de mañana podrá ser una salvación ambientalista.

Ingresa a www.visatravelcenter.com y solicita información sobre los trámites de viaje, al destino de tu preferencia.

Autor entrada: Seguro para Viaje

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *